Introducing the 2024 PKI & Digital Trust Report     | Download the Report

Generar confianza digital en un mundo desconfiado

Confianza cero

La vida moderna depende de la integridad de infraestructuras críticas como ferrocarriles, puertos, autopistas, centrales eléctricas, instalaciones de tratamiento de aguas y otras. La mayoría de la gente no se pregunta ni se preocupa por el funcionamiento de estas infraestructuras, ni tiene por qué hacerlo, porque confía en ellas. 

En la era de la transformación digital, la infraestructura digital es igual de importante. Dado que muchos procesos empresariales dependen de ella, cada organización se ha convertido en una empresa software , hasta cierto punto. Los problemas que antes pertenecían al nicho de las TI ahora afectan a toda la empresa. 

Al igual que el mal funcionamiento de una prensa mecánica o un asador químico, los fallos en la infraestructura digital pueden ser drásticos, inmediatos y costosos. Sobre todo cuando sectores como la fabricación, la automoción o la sanidad, entre otros, dependen de esa infraestructura digital.

La confianza digital es la precursora de la capacidad de los sectores público y privado para innovar y aplicar las soluciones del mañana.

¿Por qué es importante la confianza digital?

Para las empresasEl panorama actual de los sistemas empresariales nunca ha sido tan complicado. Las aplicaciones, los usuarios y los sistemas realizan miles de interacciones digitales por minuto. Estos sistemas evolucionan constantemente, desde estrategias multicloud hasta aplicaciones en contenedores. Independientemente de cómo cambie el sistema, hay unos pocos componentes básicos de la confianza digital que no pueden ponerse en peligro.

  • Los sistemas deben ser capaces de gestionar grandes volúmenes de tráfico y funcionar en condiciones imprevistas.
  • Los datos y la información que se intercambian en estas interacciones digitales deben permanecer intactos y seguros.
  • Las organizaciones deben ser capaces de garantizar que quienes están dentro del sistema son quienes dicen ser, que hacen lo que se supone que deben hacer y que sólo acceden a lo que necesitan acceder.
  • Las organizaciones podrán aprovechar sus ecosistemas de proveedores y las cadenas de suministro de software para acelerar el negocio sin asumir riesgos adicionales.

Al establecer la confianza a través de estos medios, las organizaciones pueden evitar interrupcionesevitar costes de cumplimiento y seguros, y evitar las infracciones.

Para los consumidores y el públicola confianza digital ha sido en gran medida sinónimo de protección de datos e información sensible. Leyes como el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea así lo reflejan, pero el panorama normativo está cambiando.

A medida que computación cuántica se convierte en una realidadlos gobiernos están definiendo estrategias para proteger la infraestructura digital y operativa de todos los sectores, desde el energético hasta el militar. Se trata de una apuesta por actualizar la infraestructura digital pública hacia una postura más fiable, resistente y digna de confianza.

Las estrategias varían según el país y la región, pero a menudo exigen una mejor colaboración entre los sectores público, privado y gubernamental. 

  • Las organizaciones, ya sean comerciales o gubernamentales, tienden a ser herméticas sobre los incidentes de seguridad. Compartir experiencias e información facilitaría a las organizaciones la prevención de interrupciones y la preservación de la integridad.
  • Tradicionalmente, los creadores de aplicaciones, dispositivos IoT y otros activos digitales han considerado la seguridad como algo secundario. En el mundo actual, esta actitud ya no es sostenible, y se pide a estos creadores y fabricantes que incorporen las mejores prácticas de seguridad lo antes posible en sus proyectos.

Al fin y al cabo, la confianza es seguridad. Los directivos de las empresas saben que sus organizaciones están a salvo de cortes, multas e infracciones. Los ciudadanos se sienten seguros confiándoles sus datos. Los operadores de entornos industriales confían en que sus operaciones se desarrollarán sin interrupciones.

Confianza digital en sectores clave

Desde los coches que conduce la gente hasta los lugares donde lleva sus finanzas, la confianza digital desempeña un papel en los aspectos más comunes e importantes de nuestra sociedad.

Automoción

Un vehículo medio tiene hoy más líneas de código que un avión de combate. Depende de sistemas informáticos internos y de IoT para el diagnóstico, la navegación, la comunicación y muchas otras funciones. 

Cuanto más conectados estén los vehículos, mayor será su superficie de ataque. Los consumidores deben poder confiar en que la programación y las actualizaciones por aire de sus vehículos son benignas.

Confianza digital garantiza la conectividad de los componentes de los automóviles y ofrece a sus fabricantes una mayor capacidad para introducir actualizaciones sin interrumpir la experiencia del usuario. Cuando un vehículo puede recibir nuevas funciones de forma segura a lo largo del tiempo, la experiencia del usuario es cada vez mejor.

Tecnología sanitaria

Desde Fitbits a marcapasos o monitores de glucosa portátiles, muchos dispositivos médicos se basan en dispositivos internos IoT para recopilar y compartir información. Protegiendo adecuadamente estos dispositivos, las organizaciones y los usuarios pueden aprovechar las ventajas de la revolución de los datos sanitarios sin riesgo de ponerlos en peligro.

Cuando los dispositivos son seguros y fiables, pueden funcionar en un ecosistema seguro más amplio de otros dispositivos y componentes para reforzar la cadena asistencial y lograr mejores resultados para los pacientes.

Fabricación

Las tecnologías conectadas tienen el potencial de aportar las ventajas de la transformación digital al espacio industrial de la tecnología operativa. transformación digital al espacio industrial de la tecnología operativa (OT).

La capacidad de obtener datos de producción de equipos como cubas industriales y brazos robóticos abre inmensas posibilidades, pero hay mucho en juego en torno a estos dispositivos. Una cosa es que se caiga una página web y otra muy distinta es que se estropee un alto horno. 

Los ataques a entornos industriales van en aumento. Asegurar estos dispositivos es vital para preservar la seguridad física de trabajadores y civiles, además de desbloquear una eficiencia, precisión y agilidad sin precedentes. 

Servicios financieros

En el ámbito financiero, las transacciones digitales son más tangibles. Asegurarlas es clave para mantener la confianza y prevenir los delitos financieros. Con la confianza digital, las entidades financieras pueden mantener la confianza de sus clientes y ofrecer experiencias financieras mejores y más impactantes.

Asegurar la infraestructura financiera digital también puede facilitar un ecosistema más dinámico con las fintech y otras aplicaciones.

PKI es la infraestructura de confianza digital

Las interacciones digitales que hacen posibles las empresas, los servicios públicos y los servicios públicos se verifican y protegen mediante una infraestructura de clave pública (PKI). La PKI consiste en claves y certificados digitales que permiten cifrar los datos y validar la identidad de los usuarios y activos digitales. 

En general, estas herramientas criptográficas funcionan como pasaportes para todos y todo lo que se mueve e interactúa en el espacio digital. Existen en todo, desde sitios web de comercio electrónico a aplicaciones backend, pasando por dispositivos médicos, vehículos o electrodomésticos inteligentes.

Para construir una infraestructura que inspire confianza digital a líderes, consumidores y usuarios empresariales, las organizaciones deben controlar la PKI y el panorama de certificados de sus organizaciones.

Para saber cómo puede gestionar mejor la PKI y crear confianza digital en su organización, descargue el libro blanco, El papel de la confianza digital en un mundo sin confianza.